Seguidores

jueves, 25 de febrero de 2010

Lorena Salmón: Diario de Una Fashionista ::: Caretas N°256

La bloguera de moda lanza nueva pasarela en el ciberespacio.
Quien ahora la viera, toda fashion, no podría imaginar que se trata de la misma persona que de niña vestía con ropa de hombre y de adolescente iba a trabajar con cero maquillaje, pantalones chorreados y zapatillas pintadas por ella misma.

Lorena, de 28 años, periodista desde hace ocho (CARETAS y Somos) y fashionista desde hace dos, pasa sus días entre su trabajo formal, en una importante compañía de belleza, y la elaboración de sus blogs: fashionjolik.com, que hasta hace poco perteneció a la web del diario El Comercio y que alcanzó una lectoría de setenta mil personas al mes, y radiojean.com/blogs/fashionblog, de la tienda Saga Falabella.

“Fue con Fashionjolik, que empecé a escribir por simple curiosidad, donde tomé conciencia fashion. Alimentar un blog no es tarea fácil. Tengo que leer todo el día sobre modas, cerca de cincuenta blogs, y ver todas las prendas habidas y por haber. Cuando lo hago, pienso: ¡Yo también quiero tener esa ropa, yo también quiero verme así!”. La nueva versión de Fashionjolik ya está vigente.

-¿Cuáles fueron las primeras prendas que compraste?
-Los vestidos muy sensuales; los zapatos altos, recuerdo unos negros, que son los más extravagantes que he usado, al estilo dominatrix; y un saco de Genaro Rivas que me encantó y me lo compré por más que costó carísimo. Ahora tengo cerca de treinta pares de zapatos y mil trapos. Fue una revolución, dejé de ser el patito feo.

-¿Patito feo?
-Sí, lo era. Yo era más masculina que femenina. Me cortaba el pelo chiquito porque me daba flojera peinármelo, y nunca usaba ni faldas ni vestidos. De niña mis amigos me decían “niño”, jajaja. Y de grande la cosa fue igual, iba a trabajar con un estilo muy hippie que me hacía ver muy poco femenina.


-¿Y cuándo te convertiste en un lindo cisne?
-Recuerdo que la primera vez que me expuse al público como la nueva Lorena, “la fashionista”, fue en las Bodas de Plata de mis papás. Me aparecí en el Club Nacional, donde se realizó la fiesta, con un vestido mini de strapless, muy pegado y de color hueso, y unos zapatos morados taco doce. Todos quedaron estupefactos. La cara de mi esposo cuando me vio entrar, fue de infarto. La primera que se acercó a mí fue mi mamá, y me dijo que estaba hermosa.

-Tienes un esposo y dos niños pequeños. ¿Ellos también son víctimas de tu reciente amor por la moda?
-Mi esposo se viste como quiere y mis hijos usan la ropa que la familia les regala. Yo invierto muy poco en sus guardarropas. Soy muy mala madre en ese sentido, y es que este es un roche que yo me he comprado sola. Me parecería absurdo vestir a mi hija como a Suri, la hija de Tom Cruise.

-¿Tienes algo contra el mundo de la moda?
-No, para nada. Por ejemplo, te cuento: pasé Año Nuevo en la casa de playa con la familia y llevé un vestido negro y súper tacos para la fiesta, pero no estaba cómoda. Y es que para ese momento, era mucho mejor un vestido fresco y sandalias bajas. Entendí que sí quiero ser fashion, pero también quiero ser yo.

Fuente de texto y fotos: Caretas N°256

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada